viernes, 12 de junio de 2009

Escenas verdaderas de LUZ hasta capítulo 94

http://wardjan-josein-moros.blogspot.com/2007/09/1-y-2-luz.html

El volumen de los silbidos aumentó, ellos están alcanzándolos en la oscuridad. Una débil iluminación anuncia una salida del laberinto y con dificultad los abuelos trepan. Entonces el silbido de guerra de su padre retumbó, es la primera vez que Luz lo siente en sus oídos. En la penumbra vio su espalda cuando se plantó para enfrentar la arrolladora amenaza. Los abuelos tomaron a Luz, y la madre, coreando el canto guerrero, regresó para presentar batalla.



http://wardjan-josein-moros.blogspot.com/2007/09/3-y-4-luz.html

La carrera por la selva fue brutal, a lo lejos se oye el ruido de la batalla y los dos ancianos, llevando a Luz, avanzan entre las sombras. Los viejos se sienten empujados en la dirección menos aconsejada por sus años de experiencia. El río está plagado de peligros: caimanes taimados, hirvientes bancos de pirañas y la pesada corriente del viajero océano, es un inmenso caudal, tibio y turbio. Un barco amarrado a la orilla, es otro peligro mortal, los ocupantes los matarán sí los sorprenden.




http://wardjan-josein-moros.blogspot.com/2007/09/7-y-8-luz.html

Entonces, el abuelo comió parte del queso, esperó unos momentos y luego probó la leche y el maíz. La abuela se acercó y comió en la misma secuencia. Mientras tanto, Luz esperaba. Después los abuelos la acompañaron y los tres se alimentaron en silencio, dando furtivas miradas a sus observadores. Por encima de la cabeza del hombre, el guerrero los observaba impasible; él era un espectáculo aterrador.




http://wardjan-josein-moros.blogspot.com/2007/10/23-24-y-25-luz.html

Los días pasaron y una noche Garras pidió a Helio ir a ver algo en la biblioteca; Luz, utilizando pluma y tinta, escribió su propio nombre y luego, con infantil voz, leyó un antiguo escrito sobre un viejo pergamino.





http://wardjan-josein-moros.blogspot.com/2007/09/9-10-y-11-luz.html

Entre el fragor de los truenos, oyó un lamento y miró a todos lados; cuando paseó la mirada hacia su derecha, ocurrió el relámpago más intenso. A lo lejos, por una fracción de segundo vio algo, no estaba seguro de la visión; y el viejo reaccionó sin titubear. Corrió al máximo de sus posibilidades, desenvainó un filoso machete y de su boca salieron agudos y secos silbidos, como órdenes furiosas. Blandió el machete de plano, matar no era su intención. Golpeó al primer agresor, le siguieron dos más y rodaron por tierra; el cuarto pandillero, corpulento y mejor armado, enfrentó al viejo.
Helio giró el machete; puso el filo al frente y dijo en un seco lenguaje:
-Escogiste morir.
Desconcertado al oír su propia lengua, el jefe de la banda saltó a la oscuridad.






Los asesinos cayeron sobre Garras. Un coro de silbidos, restallando órdenes de combate, desgarró la noche. La mitad de los atacantes cayeron, los lamentos vibraron.
Sin pausa, más asaltantes se lanzaron sobre el remolino de puñales. Sangrando por múltiples heridas, Garras Prometeo siguió matando. Retrocedió y ascendió varios escalones. Un cerro de cadáveres fue el resultado de sus golpes de guadaña.




http://wardjan-josein-moros.blogspot.com/2009/04/84-88-luz-en-retorno-y-sexta-antorcha.html

La luz de la luna trepó desde los pies hasta su cara, y se oyó un quejido de la multitud cuando fueron capturados por la maligna seducción del líder tenebroso.
Despacio, Rompecráneos levantó sus inflados brazos, los otrora poderosos músculos estaban ablandados por la vida, robada y devorada, en el poder. Su cuerpo gritaba la verdad: hastío, dolor de alma, soledad espiritual, envidia, viciosa enfermedad.
- ¡Hermanos!- aulló –Están aquí para recibir la luz de mí sabiduría- Los gritos, chillidos, silbidos, saltos y llantos amenazaban extinguir la luna. Muchos rugían desconcertados ante su propia actitud.

4 comentarios:

Lobo7922 dijo...

¿Qué es esto Joseín? ¿Vas a convertir la historia de luz en una versión de la historia de la familia Ratonovich?
"Pero no hay gatos en América y las calles de queso soooon"

Joseín Moros dijo...

¡Y lo que viene!...
Somos como ratoncitos para los que talvez nos observan.
Muchas gracias por tus visitas Lobo7922.
¡Exitos!

Yashvé ♥ dijo...

Me encanta la verdadera Luz!!!

La vuelvo a ver y más me gusta :)

Joseín Moros dijo...

Hola Yashvé, gracias por tu visita.
Sí, Luz es muy bonita y muy inteligente, no hay que subestimar las ratoncitas bellas.
Un gran abrazo!