martes, 25 de marzo de 2008

48 y 49.- LUZ en Mensaje y Visita en la oscuridad

Bajo la superficie hay belleza

Al mirar de cerca, sin prejuicios, en la superficie también
Capítulo 48: Mensaje antiguo
El Maestro Reidor continuó rememorando:
-Al oír mi petición los demás ancianos se alejaron, sentí algo extraño en esa actitud y pensé algo terrible, tal vez yo sería expulsado por mi osadía.
Con cuerpo y mente en el pasado, el Maestro Reidor continuó:
-Entonces el Maestro Modesto me contó una historia: muchas generaciones atrás hubo una gran lucha entre los miembros de El Gran Consejo. En esa disputa murieron los ancianos y los novicios tomaron el poder. Entonces descubrieron con horror una espantosa tragedia, ninguno de los ganadores del combate sabía leer El Gran Libro. Los discípulos habían matado a todos sus Maestros cuando quisieron, por la fuerza, obtener la sabiduría. Sin querer acabaron con la posibilidad de conquistar la ansiada ciencia.
-Llenos de pánico, los asesinos decidieron fingir ante el pueblo. Por fortuna para ellos, los asuntos relacionados con La Cueva de El Gran Libro nunca habían sido accesibles a todos los individuos de los clanes. La tradición decía: Secreto de Estado, Misterios de Los Sabios, Sólo para Ascendidos, Área de Seguridad y toda clase de trucos para manejar el poder lejos de los ojos del pueblo común.
-Yo no lo podía creer- dijo con voz aguda el Maestro Reidor. - ¡El Centro de La Sabiduría estaba formado por un hatajo de charlatanes! Desde incontables generaciones de supuestos sabios, eso había sido así. Los verdaderos ilustrados habían sido asesinados en los albores del tiempo, y todos aquellos a los cuales yo reverenciaba, eran unos ignorantes oportunistas.
En este punto de la narración, Luz y Rayo se pusieron de pie, tenían las bocas abiertas por la incredulidad. Ambos pensaban lo mismo, la narración era demasiado coherente, el aspecto del Maestro Reidor despedía cordura, y comenzaron a creerle, entonces no lo interrumpieron.
Reidor continuó recordando:
-El Maestro Modesto, con mirada de loco, me dijo al oído:
-Hay una profecía secreta, muy antigua: “Vendrá ella, La Iluminadora y nos enseñará”
El anciano Reidor, derramando lágrimas, dijo para concluir:
-Y allí mismo, el Maestro Modesto, de vergüenza, murió frente a mí.
Nadie habló más, los tres durmieron inquietos y sobresaltados hasta el siguiente mediodía.

Capítulo 49: Visita en la oscuridad
Los amigos estaban desmoralizados, la historia de Reidor los llevó a un estado de espera, sin saber qué cosa.
Varios días después los despertó un extraño ruido. Quedaron despejados y alertas, el ruido continuó un momento más y cesó por completo. A Luz, más que asustarla, le despertó curiosidad, y comenzó a ascender por el túnel hacia el interior de la calavera de grandes colmillos; Rayo la siguió, Luz llegó hasta la salida y muy despacio asomó la cabeza por el agujero. Dentro de la calavera estaba oscuro y una ligera penumbra, dentro de la gran cueva, podía verse a través de los orificios en el hueso.
Desde esa posición Luz nada podía advertir y decidió salir por completo, el sonido se repitió, venía de la parte superior de la calavera, algo la rozaba con suavidad. Luz percibió un olor familiar y recordó otro sonido: el ruido de las armas del maestro Garras Prometeo al ser afiladas. Su alegría la hizo gritar:
-¡Maestro!- Y saltó hacia la salida de la calavera ubicada en la nuca.
No pudo llegar. Rayo la detuvo, derribándola y sin emitir ningún sonido. Ella gritaba:
-¡Suéltame! Es mi Maestro. No hay peligro.
Por el hueco de la cuenca derecha de la calavera apareció algo horrendo, era un ojo amarillo centelleando en la penumbra. Lo más siniestro fue la voz, baja susurrante y estremecedora, decía:
-Suéltala. Luz no grites, puedes atraer el peligro.
Rayo quedó inmóvil de terror. Luz se soltó y salió de la coraza de hueso.
Reidor, con su pequeña cabeza asomada desde el hueco en el piso, también quedó estático y sin habla.

4 comentarios:

Lobo7922 dijo...

Felicitaciones, te está quedando cada vez mejor.

Yashvé ♡ dijo...

"Los discípulos habían matado a todos sus Maestros cuando quisieron, por la fuerza, obtener la sabiduría. Sin querer acabaron con la posibilidad de conquistar la ansiada ciencia."

Ciertamente cuando queremos agarrar algo por la fuerza, lo más seguro es que acabemos con ella. Me encanta la Historia de Luz.

Además los últimos dibujos con reflejos son geniales, uno mejor que el otro ♡.

Rita ♫ dijo...

mmmm
Esta historia se parece tanto a la historia de la Humanidad. ¡Cuánto no hemos perdido en sabiduría por las guerras y las conquistas a través de los tiempos!
Me gustó mucho el inicio del capítulo:
Bajo la superficie hay belleza.
Al mirar de cerca, sin prejuicios, en la superficie también

Un beso

Joseín Moros dijo...

Gracias Lobo, lo mismo digo de tu blog.
Saludos.

Tus comentarios alimentan mi incentivo Yashvé.
Gracias mil.

Rita, siempre tan asertiva.
Gracias, gracias.